Nahir Galarza, que confesó asesinar a Fernando Pastorizzo, se sometió a la segunda de tres entrevistas con un psiquiatra forense, en lo que significa una de las últimas instancias de la fase investigativa del caso. Los resultados de esta pericia serán claves para determinar la condición psicológica de la joven y si entiende la gravedad de su acto. Lleva a cabo el procedimiento Simón Ghiglione.

Desde la defensa de Nahir, difundieron que sufrió una descompensación y un "cuadro de llanto y angustia" por lo que pidieron posponer el análisis. Sin embargo, fue examinada y se determinó que estaba en condiciones, se le ofreció medicación para el dolor de cabeza que según ella padecía, aunque se negó. 

Mañana se realizará la última parte del examen y el informe final, que puede llegar a ser crucial para el juez de la causa, estará a disposición en la semana del 19 al 23 de febrero. Aunque la joven podría ser sometida a uno o dos audiencias más si así se lo cree pertinente.