La zanahoria es una de mis verduras preferidas, porque se puede usar de muchísimas formas y para un montón de recetas, tanto dulces como saladas. Tiene numerosas propiedades nutritivas, es una gran fuente de vitamina A, y además es riquísima en todas sus formas. Hoy les propongo usarla para este hummus, un dip riquísimo para cualquier entrada, que va muy bien sobre un pancito, o con unos grisines. También la pueden usar como si fuera una mayonesa, y es apta para veganos porque no tiene huevo. El sabor característico del tahine (pasta de sésamo) y el comino, le dan el toque especial a este hummus, por lo que no pueden faltar esos ingredientes. Una salsita muy original y rica para preparar en pocos pasos. ¿La hacemos?>>


Ingredientes: Rinde para un frasco chico
  • Zanahorias medianas: 4
  • Semillas de sésamo  o tahine: 2 cucharadas
  • Agua: 2 o 3 cucharadas
  • Sal: A gusto
  • Comino: 1 cucharadita
  • Aceite de oliva o girasol: cantidad necesaria
>>
>>
>>
>>
>>
>>

Paso 1>>
Cocinar las zanahorias al vapor o en el microondas (cortadas en rodajas, en un bol cubierto con papel film, con un poco de agua, durante 6 o 7 minutos), hasta que estén tiernas. >>

Paso 2>>
Preparar el tahine tostando las semillas de sésamo en una sartén sin materia grasa hasta que empiecen a saltar. Procesar en el mixer o aplastar en el mortero, agregándole agua de a poco hasta que se forme una pasta homogénea. Agregarle apenas sal y un poquito de aceite.

>>
Paso 3>>
Procesar las zanahorias, agregarles el tahine (pasta de sésamo), el comino y la sal. >>

Paso 4>>
Ir agregando aceite de a poco e integrar con el mixer, tiene que quedar una textura suave pero con consistencia. Guardar en un recipiente y mantener en la heladera hasta servir. Puede durar de 3 a 4 días. >>