Finalmente Atlético Tucumán avanzó con un triunfo heroico en Quito
by Automatic_SrBodnar


Un vuelo demorado. Un partido que estuvo a punto de definirse en los escritorios. Un embajador que pide que prive el espíritu deportivo y se le dé la espalda al reglamento. Un equipo que juega con la camiseta prestada, la de la Selección Sub 20 que participa del Sudamericano. Y un triunfo épico, con ese gol que se hizo desear, pero llegó con el cabezazo de Zampedri. Y se tradujo en una clasificación histórica. El Decano, que había empatado 2-2 ante El Nacional en casa, jugará la tercera fase del torneo continental ante Junior, que goleó a Carabobo (3-0).

El efecto de la altura no pesó en los argentinos, que continuaron con el dominio en el segundo tiempo. Atlético Tucumán llegaba seguido al área de Cuero, pero resolvía mal. Hasta que Evangelista metió un centro que Zampedri cabeceó al gol.

¿Por qué Atlético de Tucumán llegó tarde?

Para contrarrestar el efecto de los 2.850 metros de altitud de Quito, el equipo pasó los días previos en Guayaquil y viajó a último momento hasta la sede del partido. Sin embargo, cuando el avión ya estaba en la pista, desde la torre de control le negaron el despegue. “Los dirigentes presentaron toda la documentación y habiendo autorizado el vuelo no lo dejaron arrancar. Un político ecuatoriano hizo parar el despegue. Algo raro pasó”, se quejó Pablo Brunella, un hincha tucumano que viajó con el plantel. La Dirección General de Aviación Civil de Ecuador informó, a través de su web, que canceló el vuelo de AEROVIAS DAP porque no cumplía "con las normativas vigentes".

En el medio de la incertidumbre, los directivos tucumanos encontraron un plan B: abordaron un vuelo de línea de la empresa LATAM que aterrizó en el aeropuerto de Quito a las 19:28, ¡a sólo 13 minutos del horario previsto para el inicio del encuentro! Mientras tanto, El Nacional apuraba. “Nosotros queremos jugar. Pero hay un reglamento que respetar, las reglas están para cumplir. Podemos esperar diez minutos más. Pero hasta ahí. Nosotros fuimos tres días antes a Tucumán para adaptarnos al calor. No es un problema nuestro que ellos hicieran esto", comentó Eduardo Favaro, entrenador de los ecuatorianos. Hacía referencia a los 40 minutos de prórroga que estipula el reglamento para que un equipo se presente. En simultáneo, el embajador Luis Juez hacía gestiones para que El Nacional sea misericordioso.

Lo cierto es que El Nacional se mantuvo firme en no aguardar más de lo reglamentario, como si toda la solidaridad que se vio entre los clubes sudamericanos tras la tragedia de Chapecoense hubiera sido un espejismo. La Conmebol quería que se defina en la cancha. Entonces, Tito Manjarrez, presidente del club local, aseguró que recibió un llamado desde Paraguay y que este partido de novela se tenía que jugar. Y lo ganó Atlético. A pesar de todo


Comments
You do not have permissions to add comments.
This does not have any entries.